El diputado de Podemos, Juan Antonio Delgado, hará además una pregunta a la ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, sobre el cumplimiento del convenio bilateral

El coordinador provincial de Podemos en Cádiz, José Ignacio García, asegura que “este no es un conflicto laboral más” y exige al Gobierno de Susana Díaz que “tome cartas en el asunto y ponga a su sitio a la empresa”.

El diputado nacional de Unidos Podemos y portavoz de la Comisión de Defensa, Juan Antonio Delgado, ha informado hoy a los trabajadores del aeropuerto de la Base de Rota que solicitará una reunión con las máximas autoridades de la Base Naval de Rota -el almirante jefe del Arsenal de Cádiz, Santiago Ramón González Gómez y el capitán norteamericano Michael MacNicholl- para trasladarles la situación de “persecución” y “represalias” que está sufriendo la plantilla del aeropuerto de la Base por parte de la empresa concesionaria del servicio, Louis Berger Aircraft Services INC (LBAS).

Acompañado por el coordinador provincial de Podemos en Cádiz, José Ignacio García, y el concejal de Sí Se Puede Rota, Moisés Rodríguez, Delgado ha acudido al Castillo de Luna, donde se encuentran encerrados los trabajadores, en primer lugar “para mostraros todo mi apoyo”. Delgado recordó el trabajo que desde Unidos Podemos han realizado con este colectivo de trabajadores, presentando preguntas parlamentarias e invitándolos a una comparecencia en el Congreso de los Diputados en la Comisión de Defensa. Para Delgado, “el Gobierno de Rajoy se ha convertido en encubridor”, puesto que “nos aseguró en una pregunta parlamentaria, que se cumplía la cuota de trabajadores en el convenio bilateral, mientras que con posterioridad, los sindicatos nos han demostrado que no era cierto”.

Por eso, el responsable nacional anunció que preguntaría a la ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, por el cumplimiento del convenio y “cómo es posible que cada vez haya más efectivos militares norteamericanos, mientras que se están expulsando a personal español, incluso en contra de la legislación española, y crezca la precariedad”. “Aquí hablamos del presupuesto de Defensa y otras cuestiones pero cuando se trata de trabajadores, aquí nadie se acuerda”.

Delgado insistió en que “no nos podemos permitir ningún puesto de trabajo y menos de la forma en la que lo están haciendo, sin atender a la normativa española”.

La intervención de la Junta

Por su parte, el coordinador provincial de Podemos en Cádiz, José Ignacio García, aseguró que “este problema no le puede ser indiferente a nadie en la provincia de Cádiz ni en Andalucía porque este no es un conflicto laboral más porque se da en una institución pública”, por eso recordó que “ni la Junta de Andalucía ni el Ministerio pueden ignorarlo”. Además de las medidas ya anunciadas por Delgado, el responsable provincial arengó al Gobierno de Susana Díaz que “tome cartas en el asunto, se posicione claramente a favor de los trabajadores, plantee una mediación efectiva y ponga en su sitio a la empresa”.

García mandó un mensaje de ánimo a la plantilla porque “sabemos que es un camino duro y muy largo pero nos ponemos a vuestra disposición para lo que necesitéis, tanto a nivel institucional, desde las alcaldías de Puerto Real y de Cádiz, Diputación, Parlamento de Andalucía y desde el Congreso de los Diputados, como a nivel de solidaridad, desde todos los círculos en la provincia”.

En esta línea, el concejal de Sí Se Puede Rota, Moisés Rodríguez, en continuo contacto con los trabajadores, alabó “la unión que estáis demostrando”.