Rocío Díaz Concejala Portavoz del Grupo Por Sanlúcar Sí se Puede-Podemos se congratula tras haber logrado que se justifiquen los gastos de los grupos municipales algo que “en treinta años ningún grupo político quiso hacer”.

Asegura la Concejala de Por Sanlúcar Sí se Puede que “recién entramos en la institución comprobamos que no existía ningún mecanismo de justificación de los gastos que se realizaban con cargo a las asignaciones recibidas por los grupos políticos” “para nuestra sorpresa nadie comprobaba si se estaba o no cumpliendo con la Ley”. Ante eso presentamos una moción para pedir que se estableciera dicho mecanismo de justificación así como la publicación de esa información para conocimiento de la ciudadanía.

“Durante toda la legislatura, al igual que han hecho con muchas de las propuestas que hemos presentado, el Equipo de Gobierno fue dando largas y mirando para otro lado. En estos primeros años en la institución, el Equipo de Gobierno ha utilizado el no pagarnos la asignación que correspondía a nuestro grupo como forma de boicotear nuestro trabajo de oposición. Afortunadamente hemos contado con un buen número de activistas que han realizado un magnífico trabajo: labores de comunicación, asesoramiento jurídico y viajes al parlamento andaluz a plantear problemas de la ciudadanía sanluqueña pagados directamente de nuestros bolsillos.

“Aunque mucha gente crea que no es así, los concejales de la oposición no cobramos remuneración ninguna por nuestra labor política. La asignación al grupo permite al menos cubrir los gastos de gasolina y asesoramiento. Estos gastos hemos tenido que ir cubriéndolos directamente las compañeras y compañeros así como nosotras mismas”.

“Continuamos empujando al Equipo de Gobierno del Psoe a poner en marcha una transparencia que en treinta años ningún grupo político se atrevió a proponer. Seguimos también batallando para que esa transparencia llegue a las empresas municipales. Es en estas empresas municipales donde el oscurantismo del ayuntamiento queda bien patente. No facilitan información, funcionan de forma poco democrática en lugar de ser como debieran: transparentes y nítidas en la información puesto que son públicas y pagadas por todas y todos”

.“Entender la institución como un espacio que pertenece a la ciudadanía y no a sus gobernantes es fundamental para hacer de la transparencia un objetivo a conseguir. Quienes han gobernado Sanlúcar hasta ahora no han querido seguir ese objetivo `porque no entienden la labor política como un servicio público y acaban creyendo que las instituciones les pertenecen”.