Tras la constitución de la nueva corporación municipal y alcaldía de Sanlúcar, desde Podemos Sanlúcar queremos hacer llegar a la ciudadanía un análisis de la situación local y como queda reconfigurado el panorama político de la ciudad.

Las correlaciones de fuerzas siguen siendo las mismas:  PSOE seguirá gobernando con exactamente los mismos votos y las mismas actas de concejal. Contará con el presumible apoyo de Ciudadanos en la aprobación de presupuestos -salvo distorsiones motivadas por la política estatal/autonómica de acuerdos/desacuerdos-, y gobernará con la misma prepotencia y falta de transparencia que en legislaturas anteriores.

La derecha clásica se ha transformado y se recompone con la entrada de un representante de su sector más extremo y la subida en votos de Ciudadanos ya alejado del centro político y que ha demostrado posicionarse junto a las derechas extremas para sacar adelante gobiernos y programas que responden a los planteamientos más reaccionarios como se ha demostrado en el acuerdo de presupuestos de la Junta de Andalucía.

No se puede hacer un análisis político de Sanlúcar sin destacar el nivel de abstención de nuestra localidad. Una abstención del 55%, 10 % más que la media provincial, 17 % más que la media andaluza, y 20 % más que la media del Estado. Esto evidencia que grandes capas de la población sanluqueña no se sienten «protegidas» ni representadas por este «sistema institucional».  No sienten que su vida y sus necesidades tengan que ver con su capacidad de elegir entre una u otra opción política, y no sienten que tengan capacidad real de decidir, de poner y quitar. Una ciudad azotada por el paro, el riesgo de exclusión social, presencia del narcotráfico y el “buscarse la vida” como forma de subsistencia.

Teniendo en cuenta que la estrategia a todos los niveles era la confluencia, las compañeras de IU han conseguido un importante éxito táctico pero la izquierda ha conseguido un mal resultado estratégico. En parte, un gran éxito para IU, pero un estancamiento de la izquierda consecuente: IU con Sí Se Puede reunían siete miembros, y ahora IU con Podemos suman siete concejalas. Se mantiene la misma representación y quinientos votos menos. Eso no contradice la defensa de la unidad local que mantuvimos hasta el último momento, sino que nos refuerza en nuestro diagnóstico y nos da la razón: entre la ley D`hont y el estímulo de habernos presentado juntas podríamos haber generado las expectativas suficientes para disputar al psoe la alcaldía.  Deseamos a IU acierto en su liderazgo de oposición, felicitaciones por los resultados y nuestro compromiso de colaboración preferente, como siempre hemos realizado.

Nuestros resultados electorales no han sido buenos. ya que ha dejado de confiar en nosotros algo más de la mitad de la gente que sí lo hizo en el 2015. Ha sido una derrota político-institucional sin paliativos, seguro que no hemos atinado a explicar nuestras políticas, que hemos cometidos errores tácticos importantes, la dificultad electoral de Podemos estatal y las presiones de los medios generalistas, en lo local la ausencia de presencia en los medios y que no supimos entender el papel de la izquierda histórica y su inserción social, como lo es IU/PCA en una ciudad como la sanluqueña. No  es lo que esperábamos tras el trabajo realizado desde la irrupción de Podemos Sanlúcar en el panorama político local hace cinco años. Nuestro trabajo institucional ha incluido la presentación de más de 60 mociones  tanto de elaboración propia como en nombre de los colectivos sociales  Nuestra presencia en los movimientos ha sido de implicación y compromiso importante y foco de atención preferente: Vivienda-corralas, ecología, feminismo, sindical, estudiantil… Sin manipulación o deslealtad con los colectivos o los movimientos.  No obstante, queremos agradecer especialmente a las 1400 personas que nos han seguido apoyando en estas elecciones».

El acompañamiento a luchas y reivindicaciones locales, tanto desde el círculo de Podemos Sanlúcar como desde el grupo municipal Por Sanlúcar Sí se Puede ha sido importante y útil pero no suficiente.

En lo inmediato, nuestra intención es hacer valer el concejal obtenido para plantear el proyecto de ciudad que tenemos respecto a Sanlúcar, más transparente y participativa en lo institucional y más justa, ecológica y feminista en lo social, con la seriedad que siempre hemos procurado aplicar en nuestro trabajo. Ha de ser el altavoz de las luchas, conflictos y reivindicaciones sociales y debe ser la caja de resonancia para construir y generar tejido social con las de abajo, con las mayorías sociales de la precariedad laboral y las desigualdades. Estamos convencidas de que el proyecto que Podemos representa sigue teniendo una enorme potencialidad, particularmente en una ciudad como Sanlúcar.  Desde esa certeza, queremos reconocer el enorme trabajo que ha hecho nuestra militancia, y seguimos manos a la obra al servicio de las clases populares y trabajadoras sanluqueña y por la reconstrucción de una alianza estable de las fuerzas de la izquierda transformadoras, alternativa y progresistas.